Nuevo Sistema de Acceso Universitario reemplaza la PSU y aumenta reconocimiento de la trayectoria escolar de los jóvenes

El Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, junto a los integrantes del Comité Técnico de Acceso a la Educación Universitaria, anunciaron esta tarde los principales ejes del Nuevo Sistema de Acceso Universitario.

A partir de este año, y de acuerdo con lo establecido en la Ley de Educación Superior, comienza un Nuevo Sistema de Acceso, para el subsistema universitario y el técnico profesional. Los anuncios sobre este último se harán próximamente. El subsistema universitario, anunciado hoy, tendrá como principales ejes avanzar en equidad, ampliando oportunidades para los jóvenes, valorar la diversidad de talentos que hay a lo largo de todo el país, y dar mayor flexibilidad a las instituciones para potenciar de mejor manera sus proyectos educativos.

Tras casi un año de trabajo, y luego de revisar diversos estudios nacionales e internacionales, y en un proceso participativo que escuchó a más de 15 organismos, el Comité ha acordado iniciar una hoja de cambios profundos y graduales, que permitan aumentar la equidad del sistema, asegurar el desarrollo de instrumentos de calidad y no afectar a los miles de jóvenes que ya se han preparado para la PSU. “El sistema, que por 16 años se basó en la PSU, hoy termina. A partir de este año se iniciará la transición a un sistema que permitirá a las universidades ponderar con mayor flexibilidad pruebas de acceso, notas de enseñanza media y ranking escolar”, enfatizó el subsecretario Vargas.

Nuevas pruebas de Acceso Universitario

De esta manera, el Comité ha resuelto reemplazar la PSU por una Nueva Prueba de Acceso obligatoria de Competencias Lectoras, una Prueba de Acceso obligatoria de Competencias Matemáticas y una serie de pruebas electivas. Las Nuevas Pruebas de Acceso reducirán a 65 el número de preguntas, actualizarán el temario a las bases curriculares y se enfocarán en medir competencias y no conocimientos como la PSU, centrándose en aquellas que son esenciales para un buen desempeño en la educación superior. De esta manera, se eliminará alrededor de un tercio de los contenidos o secciones, que de acuerdo con toda la evidencia no eran esenciales y propiciaban inequidades entre los estudiantes.

“Los cambios serán profundos y graduales, para no afectar a los miles de jóvenes que ya se han preparado para la PSU. Por esto, en 2020 y 2021 se tomarán Pruebas de Transición que en la misma línea de la futura prueba eliminarán los aspectos más cuestionados de la PSU y sumarán preguntas que midan las competencias esenciales para el buen desempeño de los estudiantes en la Educación Superior”, detalló el subsecretario, quien agregó que los temarios de las pruebas 2020 ya están disponibles en el portal del DEMRE de la Universidad de Chile.

El Comité está integrado por el rector de la UC, Ignacio Sánchez, el rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, el rector de la U. Técnica Federico Santa María, Darcy Fuenzalida, el rector de la U. de Magallanes, Juan Oyarzo, el rector de la U. de Antofagasta, Luis Loyola, el rector de la U. del Desarrollo, Federico Valdés, y el rector de la U. Mayor, Rubén Covarrubias.

Otros cambios y agenda 2020

Además del cambio en la prueba, nuevo sistema permitirá que jóvenes de alto rendimiento escolar puedan postular a las universidades, independientemente del puntaje promedio que obtengan en las pruebas obligatorias; facultará a las universidades para que amplíen su admisión especial, con mayor fuerza en las zonas extremas, y reducirá la ponderación mínima exigida de las pruebas, para que las instituciones puedan complementarla con las Notas de Enseñanza Media y el Ranking de Notas.

Finalmente, el Comité anunció que a este año continuará un trabajo en diálogo con la comunidad escolar, académicos, expertos nacionales e internacionales, y realizarán estudios con el fin de avanzar a un sistema más equitativo, flexible y diverso.

error: Content is protected !!